Nuestro Blog

Modo de mantenimiento para evitar desatascos

Es una realidad muy afirmada el hecho de que toda red de fontanería se desgasta a medida de que pasa el tiempo, por lo que necesita de la mano de profesionales a medida que eso va sucediendo. Siempre y cuando cuenten con muchísima experiencia para resolver dichos conflictos de manera urgente.

Es importante que tomen dicho consejo de no estar seguros para resolverlo de manera propia. Lo primordial es asegurarse de que las tuberías funcionen correctamente. De la misma manera se debe actuar con problemas en desagües, cisternas, lavabos con pérdidas, sanitarios, tuberías de distintos tipos y demás redes de soluciones.

Si bien el problema es caro en el momento, se debe también pensar en que a largo plazo los números resultan de lo más conveniente. Además, los métodos a utilizar por cada empresa serán de lo más eficaces sin importar la operación del proceso. Los especialistas están preparados para todo atraco.

Independiente a eso, cabe tener muy en cuenta lo difícil que es dicha labor, la cual si tiene algún tipo error puede desencadenar en consecuencias fatales, con serias consecuencias. Por ende, los profesionales tienen mayores probabilidades de quedar en falta.

Vale afirmar que no interesa si se trata de un particular o empresa, ya que ambos tendrán garantías si están verificados como tales especialistas. La única variación que se podrá afrontar será la de precios y modos de trabajo.

¿Quién sabe? Hasta quizás quede fijo para que realice distintos empleos dentro de tu hogar, ya sea en instalaciones y reparaciones. Tales como en sistemas de calefacción, climatización, calderas, termos eléctricos y demás.

Modo de trabajo para el mantenimiento

A primera referencia, se puede indicar de antemano el constante seguimiento de los sistemas de calefacción y demás redes de saneamiento. Así podrás controlar de primera mano su rendimiento para llevarlo al máximo, como también el ahorro de energía y agua.

En dicho procesamiento, también se tiene que hacer eje de manera muy especial en las fugas, ya que son de los problemas más peores que pueden suceder como consecuencia de de las sumas importantes de dinero que conlleva. Por ejemplo, goteras y la misma humedad.

Una clara ventaja de recurrir con profesionales, es el hecho de que estos cuentan con tecnología a primera mano. Lo cual les aporta más eficacia y rapidez a la hora de solucionar las averías.

Además, cuentan en su poder, los profesionales, con piezas de sustitución a mano. La pronta solución de urgencias está más de su parte.

Por último, resulta necesario reafirmar que un servicio así es de lo más caro, sin embargo lleva consigo un enorme ahorro a futuro. Por ejemplo, la reparación inmediata de una fuga de agua estará lista en cuestión de minutos. De lo contrario, puede que usted dé solución no pronta y con causas fatales a futuro.

El servicio es de lo más profesional, ya que se cuenta con certificados y maquinaria necesaria para la respuesta inmediata y segura. La calidad en este caso debe ser puesta en la punta de la pirámide. Es decirle que no a las quejas e incidencias.

De ello refiere el trabajo, no dar con freno o descanso alguno. Es un servicio de lo más importante. No importa la fecha o el lugar, ya que un servicio de fontanería vive de ello, de ese modo de utilización.

Ante todo lo que se fue indicando en el artículo, se puede dejar muy en claro que es necesaria la mano de obra profesional como consecuencia de su seguridad y demás. Es importante que se los tenga muy en cuenta para contar con la solución correcta.

Cómo detectar y reparar las fugas de agua eficazmente

A la hora de detectar y reparas las distintas fugas de agua hay que tener en cuenta varios factores, ya que en todos los hogares puede suceder de forma inesperada. Con el tiempo y el uso hay muchas tuberías que se van desgastando, con lo que es normal que ocurra este tipo de situaciones.

Las fugas normalmente suelen provenir de la cocina o del baño, incluso fugas que provienen de los vecinos o la lluvia. Como ves es muy probable que tu vivienda haya tenido alguna de estas situaciones, sobre todo por parte de las humedades y el moho, por ello es importante solucionar el problema rápidamente y detectar las fugas de agua.

Hay varios tipos de fugas, una de ellas son las fugas de agua visibles, que se suelen encontrar en un charco debajo de un electrodoméstico, como puede ser una lavadora o el lavabo, por lo que puedes tener seguro que tienes una fuga de agua en tu vivienda. Además de fugas de agua y humedad en las paredes o techos que conectan con la vivienda. Como ves lo mejor es ser precavido e intentar solucionarlo antes de que ocurra.

Los otros tipos de fugas no se ven directamente, ya que donde más se nota es en la factura del agua donde empieza a ser muy superior a la que solías tener, este suele ser uno de los indicios de que tienes un problema en las tuberías. Otra forma de conocer si tienes este tipo de problema es cerrando todas las llaves de agua y mirar los contadores, ya que si siguen girando es que hay una fuga en la tubería.

En los escapes de agua se desperdician más de 300 litros diariamente, lo que implica grandes perdidas económicas para la vivienda, por lo que es recomendable repararlo rápidamente para así solucionar el problema y no gastar más de lo necesario.

Con un buen mantenimiento puedes conseguir evitar estos problemas de fugas de agua, sobre todo si contratas unos buenos profesionales para que hagan la revisión de tu vivienda, como puede ser la revisión de grifos y cañerías.

El mecanismo de la cisterna, ¿cómo arreglarlo si pierde agua?

La cisterna del inodoro es uno de los elementos que emplean agua que más utilizáis en vuestra casa. Esta puede ocasionar pérdidas de agua con el paso del tiempo y el desgaste del mecanismo. Esta situación puede ser un gran inconveniente para vuestro bolsillo, porque no solo afectará el funcionamiento regular de vuestra cisterna, sino que tendréis que pagar una suma elevada de dinero por el derroche de agua. Por estos motivos, en el siguiente artículo os explicaremos qué podéis hacer para repararlas por vuestra cuenta.

¿Cómo arreglar el mecanismo de la cisterna que pierde agua?

Para que podáis resolver la avería de vuestro inodoro tendréis que conocer las partes que componen el mecanismo de la cisterna. No podéis resolver algo si no tenéis conocimiento de ello, ¿no es así?

En algunos casos podéis encontrar piezas diferentes a las que vamos a explicaros. De ser el caso, os recomendamos llamar a un fontanero que ayude, porque estas partes suelen tener una función diferente y lo que hagáis podría terminar convirtiéndose en un gran problema.

Partes de una cisterna

Para que sepáis cuáles son las partes de una cisterna, lo primero que tendréis que hacer será ir al baño y levantar la tapa de vuestro retrete. Tenéis que tener mucho cuidado al desenroscar las piezas, para no dañar los botones que permiten su vaciado. Tendréis que colocar las partes en un lugar seguro para evitar extravíos.

Una vez conseguido, os encontraréis con dos columnas. Una de ellas está en la parte central y en la cima tiene el o los pulsadores, de acuerdo con el tipo de cisterna que tengáis. Este pilar suele ser más grueso que el otro. Será el encargado de coger la toma de agua que está en la pared del retrete y activará el mecanismo interno por el que se vacía el agua cuando bajáis la palanca. La otra torre suele encontrase en uno de los laterales, será la encargada del antidesborde porque regula, a través de una boya, el nivel del agua. Ambas están unidas por la mitad de un tubo de plástico, que permite silenciar el proceso y conecta estas con la taza del inodoro que están en la parte inferior de la cisterna.

¿Cuáles son los tipos de averías del mecanismo de la cisterna?

Goteo dentro del inodoro

Es uno de los problemas que más presenta el mecanismo de cisterna. Os daréis cuenta de esta falla porque no habréis tirado de la cisterna ni provocado el vaciado y podréis notar que existe un pequeño goteo que va de la parte superior hasta abajo.

El motivo por el que ocurre esto es que la goma que cierra el tanque de la cisterna está abajo del todo y, como cumple una función selladora, al no estar en el lugar adecuado el agua se termina colando.

Para poder acabar con el goteo solo tendréis que cambiar la goma. Si no conocéis el tipo de goma que es, os recomendamos sacarla y llevarla a una ferretería en la que os entreguen el modelo que necesitáis.

Pérdida al hacer una descarga

Esta es otra de las fallas más recurrentes. Ocurre cuando accionáis al vaciado de la cisterna y se intenta llenar, pero no lo consigue soltando el agua sin lograr llenar el tanque. Esto es generado porque el mecanismo no encaja como es debido y la goma no cierra adecuadamente.

Aquí también tendréis que cambiar dicha goma, para aseguraros de que no estáis con un inconveniente similar al anterior que os hemos explicado. Tenéis que fijaros también en la goma que sujeta el inodoro y la cisterna, porque podría ser la causante de todo el embrollo.

Mala regulación de la boya

Si llegáis a encontrar vuestro baño encharcado porque el agua está derramándose por la parte superior de vuestro retrete, esto se debe a una mala regulación del mecanismo de antidesborde.

Cuando existe esta mala normalización del mecanismo, suele rebosar solo un hilillo de agua, pero la situación puede empeorar generando gastos y humedades en la casa o el departamento. Aquí, para que podáis resolver la situación, tendréis que ver que el palo que sostiene la boya se encuentre 4cm por debajo de la altura habitual, como mínimo. Así conseguiréis que el problema se solucione.

Estos son algunos de los accidentes más comunes con el mecanismo de cisterna, como pudisteis notar es muy sencillo lo que tenéis que hacer para solucionarlos. Claro está que existen otros en los que necesitaréis de la ayuda de un experto. En esos casos, tendréis que llamar a vuestro buen amigo fontanero para que os ayude o, si deseáis, podéis cambiar todo el mecanismo por uno nuevo y hacerlo siguiendo las instrucciones. Ya sabéis que si no conocéis cuál es el modelo que tenéis en casa, siempre podéis llevar toda la pieza a la ferretería para que os den una mano. Como siempre os decimos, la decisión es vuestra, nosotros solo os ayudamos a que sepáis cómo arreglar las averías.

Descalcificador electrónico en casa

El agua que llega a vuestras casas puede contener una gran cantidad de cal, esto se debe a las tuberías por las que pasa. De acuerdo con el lugar del que procede el agua puede ser potable o no. Si llegase a contener mucha cal y otros elementos, el agua tendría una dureza alta, por lo que no sería recomendable su consumo. Este elemento al entrar al organismo podría generar severos problemas en vuestros riñones al intentar filtrarlo.

Para que no tengáis este inconveniente y evitéis el consumo de agua embotellada, os recomendamos instalar un descalcificador electrónico. Este producto será una buena inversión, porque permitirá que el agua se vuelva apta para su consumo, bien sea para beber o cocinar, permitiendo que podáis ahorrar mucho dinero y que ganéis salud.

Descalcificador electrónico, ¿cómo instalarlo?

Estos aparatos, tenéis que tomar en consideración que, deben ser instalados cerca de la toma de agua principal (fregadero) porque es el lugar que usaréis para tomar agua o para cocinar. Es importante que busquéis un sitio amplio. También es necesario que sepáis que los modelos varían según las personas que habiten el recinto. Cuantas más personas vivan ahí, el consumo de agua será mayor, por lo que es recomendable que sea un descalificador más grande o que tenga mayor potencia.

Una vez hayáis comprobado todo lo que os hemos previsto, será necesario que compréis algunos productos: llaves de paso, codos o tes con rosca… Algunos de estos accesorios vienen con el producto, pero como cada instalación es distinta de acuerdo con el modelo que deseasteis adquirir, es mejor prevenir. Si no sabéis los materiales que vais a necesitar o estáis perdidos, vuestra mejor opción será llamar a un fontanero. Ellos son capaces de montaros la maquinaria en el menor tiempo posible sin un elevado coste por su trabajo.

Es recomendable que también compréis, para la instalación, dos sacos de 25 kilos de sal para poner en marcha la maquinaria. En el manual de instrucciones podréis encontrar para qué es necesario.

Pasos para instalar un descalcificador

Tenéis que encontrar un espacio ideal para instalarlo que esté en la entrada de agua de toda la casa. Esto permitirá que el funcionamiento llegue por completo a la instalación: el grifo de la cocina, sanitarios o baños. Así, todas las zonas de la vivienda podrían contar con agua limpia sin cal. Cuando tengáis la entrada, deberéis cerrar la llave de paso del agua para evitar inundaciones y fugas.

Lo siguiente que tendréis que hacer será cortar la tubería principal de la casa. Necesitaréis un tramo de medio metro aproximadamente. En este lugar vais a colocar el descalcificador. Si la tubería está externamente será mucho más sencillo trabajar con ella, si tenéis una pared que imposibilita la realización de la instalación será necesario picarla. Es muy recomendable que instaléis un by-pass, esto es opcional, porque os dará la posibilidad de disponer de agua normal y de agua descalificada. De esta forma, podéis alargar la vida de vuestro descalcificador y ahorrar en filtros. Esta instalación es un poco más complicada, por lo que necesitaréis de la ayuda de un fontanero.

Después tendréis que colocar los filtros, los cuales se encuentran dentro de vasos o portafiltros, que permitirán mantener a raya los sedimentos. Así se podréis evitar que se introduzcan en el aparato y que puedan llegar a dañarlo. Son bastante pequeños, dimensiones menores de las 50 micras, para que no pasen los elementos en suspensión que podrían llegar a ser un inconveniente para la maquinaria.

Cuando hayáis finalizado con el proceso de instalación, es necesario que comprobéis que todas las conexiones están en perfecto estado y que no va a existir ningún tipo de fugas. Tendréis que revisar las nuevas tuberías, si llegasteis a instalar el by-pass o aquellas que utilizará el descalcificador. Así podréis evitar cualquier inconveniente de último minuto. Cuando estéis seguros que todo ha quedado instalado correctamente, será el momento de que conectéis la corriente eléctrica y el desagüe. Para hacer la toma de corriente necesitaréis de un enchufe que tenga toma de tierra. Por otra parte, tendréis que conectar los tubos para drenar toda el agua que se encuentre cerca del producto.

Lo último que tendréis que hacer será poner a funcionar el descalcificador, para ello os recomendamos leer las instrucciones del fabricante. Así podréis configurarlo como indica y tendréis un funcionamiento excepcional del aparato. Esperamos que el artículo os haya proporcionado la información necesaria. Siempre que tengáis dudas podéis acudir al asesoramiento de un fontanero.

Variedad en apertura de grifos

En la actualidad, la manera de abrir los grifos se ha discrepado a tal modo que se ofrece una gran variedad. A diferencia de décadas anteriores, se ofrecen diversidad de opciones que dejan a exposición maneras más cómodas y eficaces para los usuarios.

Por ejemplo, están aquellos que se accionan a través de un simple botón. Más allá de eso, resulta muy imposible que con tan solo una pulsada se pueda llegar a lavar por completo las manos, por lo que ello requerirá de varias veces. Ya que, es casi imposible controlar exactamente el caudal de agua que se necesita.

Por otra parte, otros de los conflictos, es al momento que el caudal marcha con presión y, en mayor parte, se expulsa a tal manera que el caudal es fuerte y va lentamente aflojando. Puede que te dé tiempo a veces de enjabonarte y lavarte, pero no puedes reutilizar dicho caudal.

Luego, se encuentran los de a rosca. Estos son complicados para abrir con las manos mojadas o enjabonadas, aunque ayudan a no malgastar el agua con su método de regulación.

Por último, están los modelos de apertura y clausura mediante sensores de calor ante la presencia de la mano. Es el mejor resultante para evitar de toda forma que no se derroche agua, ya que se detiene con tan solo quitar la mano.

Consejos para lograr desatascar la ducha de manera efectiva

El área de la ducha es una de las partes más importantes dentro del hogar que requiere limpieza y mantenimiento constante, sin embargo eso es algo que no siempre se hace y es allí cuando llegan los problemas, sobre todo cuando se requiere desatascar la ducha porque elementos como el cabezal de la ducha y el desagüe de la misma se encuentran obstruidos.

Cuando los elementos de la red de saneamiento en la ducha están tapados o comienzan a estarlo es muy notorio, este tipo de atascos se puede detectar si vemos que el agua que sale por el plato de ducha ya no tiene mucha presión o sale muy poco, y cuando es en el desagüe el agua tarda en salir por el mismo o se queda estancada.

Con esto ya podemos notar la existencia de algún material o residuos que impide la fluidez rápida del agua, por lo que es necesario desatascar la ducha, ya que si no se actúa con rapidez, se puede ocasionar un atasco mayor que puede generar desbordes en el plato del cabezal de la ducha, y la situación puede empeorar al producirse inundaciones.

Aprende cómo desatascar la ducha fácilmente

Lo primero que tienes que saber es que el que se produzcan bloqueos en los conductos de la red de saneamiento de la ducha puede ser por varios motivos, pero no te preocupes que todo tiene solución y desatacar la ducha es más fácil de lo que parece, y si tomas en cuenta estos consejos verás los buenos resultados.

  • Atascos en el cabezal de la ducha

Cuando el área del cabezal de la ducha se atasca suele ser porque los orificios del plato por donde sale el agua estan tapados. Esto se produce por los sedimentos de cal del agua que se pegan en las paredes de la tubería, lo que hace que los agujeros que posee la ducha se obstruyan.

Si esto ocurre en tu baño, no entres en desesperación, ya que existen una manera muy fácil de desatascar la ducha con sólo usar productos naturales que puedes tener en tu hogar. Lo primero que debes hacer es poner a calentar una olla con agua y vinagre, y agrega jugo de limón. Luego de que esté lo suficientemente caliente coloca adentro el cabezal de la ducha durante unos 15 minutos.

Para esto toma en cuenta el material del cabezal, si este es de metal puedes meterlo en la olla sin ningún problema (aun cuando esté caliente), pero si es de plástico espera que el agua se enfrié, porque puede dañar el material. Con esta mezcla tendrás el problema resuelto, pero si el problema es muy grave debes recurrir a la ayuda de un fontanero.

  • Destapar el desagüe de la ducha

Si la situación de atasco es en el desagüe de la ducha, por lo general suele ser porque dejan ir por este diversos tipos de residuos que pueden ser: restos de jabón o pelos, los cuales se alojan en la tuberías impidiendo el paso del agua.

Es por esto que lo ideal es que mantengas limpio el desagüe usando un desatascador, algo que sea flexible que sirva para retirar el obstáculo, como un alambre. O puedes mezclar unos 200 gramos de bicarbonato de sodio y otros de sal, anexar 20 mililitros de vinagre blanco o alcohol, echalo en el desagüe y a los 10 minutos arroja mucha agua caliente para que ruede el atasco por la tubería. Si con esto no ves solución, lo ideal que recurras a especialistas en el área.