Descalcificador electrónico en casa

El agua que llega a vuestras casas puede contener una gran cantidad de cal, esto se debe a las tuberías por las que pasa. De acuerdo con el lugar del que procede el agua puede ser potable o no. Si llegase a contener mucha cal y otros elementos, el agua tendría una dureza alta, por lo que no sería recomendable su consumo. Este elemento al entrar al organismo podría generar severos problemas en vuestros riñones al intentar filtrarlo.

Para que no tengáis este inconveniente y evitéis el consumo de agua embotellada, os recomendamos instalar un descalcificador electrónico. Este producto será una buena inversión, porque permitirá que el agua se vuelva apta para su consumo, bien sea para beber o cocinar, permitiendo que podáis ahorrar mucho dinero y que ganéis salud.

Descalcificador electrónico, ¿cómo instalarlo?

Estos aparatos, tenéis que tomar en consideración que, deben ser instalados cerca de la toma de agua principal (fregadero) porque es el lugar que usaréis para tomar agua o para cocinar. Es importante que busquéis un sitio amplio. También es necesario que sepáis que los modelos varían según las personas que habiten el recinto. Cuantas más personas vivan ahí, el consumo de agua será mayor, por lo que es recomendable que sea un descalificador más grande o que tenga mayor potencia.

Una vez hayáis comprobado todo lo que os hemos previsto, será necesario que compréis algunos productos: llaves de paso, codos o tes con rosca… Algunos de estos accesorios vienen con el producto, pero como cada instalación es distinta de acuerdo con el modelo que deseasteis adquirir, es mejor prevenir. Si no sabéis los materiales que vais a necesitar o estáis perdidos, vuestra mejor opción será llamar a un fontanero. Ellos son capaces de montaros la maquinaria en el menor tiempo posible sin un elevado coste por su trabajo.

Es recomendable que también compréis, para la instalación, dos sacos de 25 kilos de sal para poner en marcha la maquinaria. En el manual de instrucciones podréis encontrar para qué es necesario.

Pasos para instalar un descalcificador

Tenéis que encontrar un espacio ideal para instalarlo que esté en la entrada de agua de toda la casa. Esto permitirá que el funcionamiento llegue por completo a la instalación: el grifo de la cocina, sanitarios o baños. Así, todas las zonas de la vivienda podrían contar con agua limpia sin cal. Cuando tengáis la entrada, deberéis cerrar la llave de paso del agua para evitar inundaciones y fugas.

Lo siguiente que tendréis que hacer será cortar la tubería principal de la casa. Necesitaréis un tramo de medio metro aproximadamente. En este lugar vais a colocar el descalcificador. Si la tubería está externamente será mucho más sencillo trabajar con ella, si tenéis una pared que imposibilita la realización de la instalación será necesario picarla. Es muy recomendable que instaléis un by-pass, esto es opcional, porque os dará la posibilidad de disponer de agua normal y de agua descalificada. De esta forma, podéis alargar la vida de vuestro descalcificador y ahorrar en filtros. Esta instalación es un poco más complicada, por lo que necesitaréis de la ayuda de un fontanero.

Después tendréis que colocar los filtros, los cuales se encuentran dentro de vasos o portafiltros, que permitirán mantener a raya los sedimentos. Así se podréis evitar que se introduzcan en el aparato y que puedan llegar a dañarlo. Son bastante pequeños, dimensiones menores de las 50 micras, para que no pasen los elementos en suspensión que podrían llegar a ser un inconveniente para la maquinaria.

Cuando hayáis finalizado con el proceso de instalación, es necesario que comprobéis que todas las conexiones están en perfecto estado y que no va a existir ningún tipo de fugas. Tendréis que revisar las nuevas tuberías, si llegasteis a instalar el by-pass o aquellas que utilizará el descalcificador. Así podréis evitar cualquier inconveniente de último minuto. Cuando estéis seguros que todo ha quedado instalado correctamente, será el momento de que conectéis la corriente eléctrica y el desagüe. Para hacer la toma de corriente necesitaréis de un enchufe que tenga toma de tierra. Por otra parte, tendréis que conectar los tubos para drenar toda el agua que se encuentre cerca del producto.

Lo último que tendréis que hacer será poner a funcionar el descalcificador, para ello os recomendamos leer las instrucciones del fabricante. Así podréis configurarlo como indica y tendréis un funcionamiento excepcional del aparato. Esperamos que el artículo os haya proporcionado la información necesaria. Siempre que tengáis dudas podéis acudir al asesoramiento de un fontanero.